Confusión Tetina – Pezón

Cuando hablamos de confusión tetina-pezón, nos referimos a las complicaciones asociadas al hecho de incorporar tetinas en un recién nacido alimentado con lactancia materna. No quiere decir que estemos absolutamente en contra del uso de tetinas, entendemos que pueden ser aliados para muchas mamás… PERO para otras ha influido de manera negativa en sus lactancias. Por qué? Primero, porque la succión el en pecho es muy distinta a la succión de un chupete, aunque sea de los modernos con forma de pezón. El movimiento de la lengua, la posición de las encías, los cachetes; toda la boca del bebé se coordina para realizar lo necesario para extraer leche y se adecúa a la fuente que la proporciona. Cuando el bebé comienza a succionar el pecho, de la forma que succiona la tetina, la madre paga las consecuencias, ya que se pueden generar dolor y heridas difíciles de tratar. Y segundo, porque el flujo de la mamadera es instantáneo y continuo, haciendo la ingesta fácil para el bebé. Esto por lo general termina en una predilección de la mamadera por sobre el pecho, boicoteando la lactancia materna.
Se requiere de mucho esfuerzo para recuperar la succión cuando los bebés están confundidos.
La recomendación es evitar tetinas (mamadera y chupete), en especial las primeras semanas, hasta que la lactancia esté establecida (cuando mamá y bebé manejen la técnica de lactancia). Si hay que suplementar, preferir vasito, jeringa, sonda, gotero, etc.
Y si por equis motivo se va a usar algún tipo de tetina, considerar el posible riesgo y utilizarla de manera consciente y puntual.