Uso de Lanolina en Heridas

Existe mucha controversia en torno a la famosa LANOLINA, por lo tanto queremos aclarar algunos puntos respecto a su utilización. 

No es que la lanolina esté PROHIBIDA en lactancia, sin embargo, frecuentemente vemos que está muy mal indicada. Esta pomada NO sirve para grietas de pezón, no ayuda a cicatrizar, no quita el dolor y no es milagrosa. Es simple y pura grasa de lana de oveja que tiene como único propósito humectar e impermeabilizar la piel. 
Se puede usar en codos resecos por ejemplo. Pero no se recomienda en pezones, ya que incluso hace que la boca del bebé resbale y tenga que hacer un esfuerzo extra para mantener el acople hermético. Si de todos modos quieren usarla, que sea una capa muy delgada y siempre y cuando no existan heridas presentes.

Las grietas de pezón se dan por problemas con el acople, por lo tanto, si alguna mamá dice que la lanolina le sirvió, es probablemente porque el acople mejoró espontáneamente y le atribuyen este progreso a la pomada. Sin embargo, sin la pomada, el resultado habría sido el mismo.
Recomendamos en caso de grietas, aplicar dos gotas de aceite de oliva después de cada toma, dejar los pechos al aire lo que más puedas y hacer lo posible por mejorar el acople de forma urgente. Si no lo logran por su cuenta, asistan a un GALM o contacten a una Asesora de Lactancia certificada.